Alexander Frederiks

Alexander Frederiks

Columnista

Suscribete al Boletín

¿Circular por la ciudad se ha convertido en un dolor de cabeza?

28 Agosto 2015

Seguramente ha escuchado decir que la gente no sabe manejar y que todo mundo hace lo que quiere a la hora de conducir, que motociclistas y ciclistas son los peores compañeros de pista, sin olvidar al peatón inconsciente que también le entra al “tú por tú”, y pone a prueba a los móviles sin precaución.

Esta crisis en la cultura vial va más allá del estereotipo del cafre; es decir, es una falta de actitud y cooperación hacia los demás. Veamos por qué:

Sólo para automovilistas

Hablando de actitud, quejarse constantemente juega un papel muy importante para alimentar el enojo mientras se conduce, ya que es mas fácil poner en entredicho la forma de actuar de los demás antes de aceptar nuestras fallas como conductores.

Una persona con mala actitud y sin disposición de cooperar se vuelve más agresiva y a la larga, más peligrosa.

Lo que se ve a diario aparte de baches, semáforos descompuestos, zonas sin señalización o correcta iluminación, basura, intersecciones incompletas, y desorganización en el flujo vehicular, es gente enojada que ha olvidado “disfrutar el viaje”, como le hicieron creer en la agencia donde adquirió su auto,  prefiriendo adoptar la frase cómoda para estos tiempos de locura: “Mi carro, mis reglas”.

Cultura vial es educación, y ésta se da desde la forma en que los hijos reproducen de sus padres las actitudes como usuarios de las calles. Pero la forma de transportarse hace 20 años no debe ser la misma de hoy. Hermosillo ha crecido y con ella se han creado y extendido nuevos accesos y rutas.

Lógicamente el conocimiento que adquirimos dos décadas atrás, al aprender a manejar ha quedado obsoleto, y no ha sido interés del conductor actualizarse, dejando toda responsabilidad y desarrollo de la cultura vial a la autoridad de Tránsito, principalmente.

Entonces, ¿qué hacer? 

 

 

Para leer la columna completa: www.circulosonora.com

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.